El Mundo de la Princesita y Frances H. Burnett

Hola queridos lectores.

La mayoría de las personas que pasamos nuestra infancia en los años 90 recordarán con cariño, de entre sus películas favoritas; dos filmes basados en libros de la escritora Frances Hodgson Burnett: “La Princesita” y “El Jardín Secreto”. Estas películas son ahora clásicos infantiles, al igual que sus libros, e inspiraron, por ejemplo; una serie en caricaturas de las cuáles también fui fan.

Cuando hace unos años descubrí que estas dos de mis películas favoritas fueron inspiradas en libros de la misma autora decidí leerlos a ambos, complementando la hermosa experiencia de las películas.

Hoy les haré la reseña del libro “La Princesita” que terminé de leer hace unos días y compararé un poco con la película, así como les daré las razones por lo que lo recomiendo y que lecciones nos deja.

Reseña:

“La Princesita” es una novela infantil escrita en 1905 por la británica Frances Hodgson Burnett, quien se nacionalizó estadounidense, después de mudarse a ese país cuando su familia cayó en la ruina. Posible razón por la cuál la autora escribió mucho sobre las vueltas de la vida y cambios de fortuna.

La historia trata sobre una niña llamada Sara Crewe, que vive rodeada de lujos y una vida feliz en la India Colonial. Un día es llevada a Inglaterra a un colegio de señoritas, donde la dueña Miss Minchin le da un trato preferencial considerándola una importante inversión debido a la fortuna de su padre. Mientras Sara es constantemente adulada por la directora y alumnas del colegio, les notifican que su padre ha muerto arruinado, y no hay nadie quien se haga cargo de ella ahora.

La directora Minchin se arrepiente del trato dado a una alumna ahora pobre y desamparada, la obliga a vivir en una buhardilla en pésimas condiciones; a trabajar como maestra y hacer de sirvienta en la escuela. Pero Sara es una niña muy madura, quien se refugia en el poder de su imaginación y su habilidad para contar historias para poder sobrevivir al duro trance de su cambio de vida, siempre creyéndose a sí misma una princesa y enfrentándose con entereza a los malos tratos.

Opinión y comparación:

He leído hasta ahora tres títulos de la autora y definitivamente mi favorito es “El Jardín Secreto”, a pesar de haber amado la película, el libro es muy similar y tiene un toque encantador que realmente me ha hecho derramar lágrimas. Pero dejaré la reseña para otro momento y les hablaré de “La Princesita”. No puedo dejar de comentar que posiblemente mi opinión sobre el libro sea influenciada con las altas expectativas que tenía por las lecturas anteriores y por la película de 1995 que me gustaba mucho de niña.

“No hay como desear algo, imaginar algo, para lograr que se cumpla. Según sus fantasías, los pensamientos habitan en el espacio y están esperando que se les llame.”

“La Princesita” es una historia muy bella, narrada de una forma muy amena, dejando notar claramente el estilo de la autora, quien nos intenta dejar bien clara la lección a aprender, lección muy buena; pero tal vez el hecho de que la quiera dejar muy obvia le resta un poco de magia al libro, al menos cuando lo leemos como adultos. La trama es muy entretenida, y definitivamente lo que más me gustó es que nos permite recordar la importancia de la imaginación y el poder que puede tener en nosotros. Para quienes leemos, sabemos esto y disfrutamos de imaginar sobre lo que leemos, pero como adultos también es bueno recordar que podemos usar la imaginación en otros aspectos de nuestra vida, sobre todo que nos ayuda a visualizar lo que deseamos. Recomiendo mucho también este libro para que los niños aprendan desde chicos y fomenten la practica de la imaginación, sobre todo en una época donde eso se ha dejado de lado para estar expuestos a demasiadas cosas gráficas y realidades virtuales, que ya no saben lo que es entretenerse imaginándose mundos y juegos.

Otra de las lecciones que nos deja este libro, aplicable para chicos y grandes, es siempre recordar quien somos y afrontar los problemas con dignidad y entereza. Como Sara, al nosotros creernos alguien o saber quienes somos, nada ni nadie nos puede hacer sentir menos de lo que creemos que valemos.

“Si no me hubiera sentido una princesa – respondió en voz baja -, no habría podido sobrevivir al frío y al hambre. Siempre traté de no ser otra cosa […]”

Pocas veces pasa, pero en esta ocasión tengo que reconocer que me ha gustado más la película que el libro. La película de 1995 dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón contiene muchas variaciones al libro, principalmente en la época y las circunstancias en las que coloca a la familia Crewe, siendo el escenario la Primera Guerra Mundial, donde el Sr. Crewe deja a su hija en un internado en Nueva York porque tiene que ir a luchar. En vez de enfermar y volverse loco hasta la muerte por una mina de diamantes, el hombre queda herido y pierde la memoria por su trauma en la guerra, personalmente me parece más creíble y le da un toque más dramático a la historia.

Resultado de imagen para pelicula la princesita 1995 portada

En la película disfrutamos mas detalles de las imaginaciones y aventuras de Sara, y se enfoca más en el poder de la imaginación para sobrellevar las cosas difíciles, cuando el libro busca darnos más lecciones sobre la humildad, las vueltas de la vida y fortalecer el carácter. El final de la película se lleva por mucho al del libro, al menos personalmente me ha gustado más y ese sí me hace derramar lagrimas cada vez que lo veo. Pero no les spoilearé mas y les recomiendo como quiera ambas cosas, si no han visto la película prueben primero el libro, pero no dejen de verla.

Nos leemos pronto 🙂

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s