Cuentos de Oscar Wilde – Editorial Alma

Hola queridos lectores.

Nunca fui una lectora muy normal. A mis 6 o 7 años cualquier niño de mi edad estaría leyendo las versiones más infantiles de los cuentos de hadas o los cuentos de Disney. Yo en cambio leía las versiones más tétricas de los hermanos Grimm y los complejos cuentos de Oscar Wilde.

Así que el polémico escritor tiene un lugar especial en mi corazón pues sus historias me llevaron a viajar por el mundo y sobre todo por Inglaterra, dejándome siempre una hermosa moraleja y dándome retos para analizar sus metáforas. Gracias a sus cuentos y novelas cortas, desde chica tuve mejor capacidad para leer y analizar la literatura clásica.

Oscar Wilde fue un escritor, dramaturgo y poeta de origen Irlandés, que cultivó su popularidad en la Inglaterra Victoriana con sus obras de teatro principalmente, y por su ingenio y sarcasmo social, conquistando incluso a la aristocracia británica. En el apogeo de su éxito, su carrera se vino a bajo por unos escándalos relacionados a una relación amorosa que tenía con un joven llamado Alfred Douglas, que lo llevaron a ser acusado de indecencia grave y ser encarcelado por dos años bajo trabajos forzados.

Wilde nunca pudo recuperarse y murió en Francia en 1900 en la pobreza y la soledad, dejando tras de él muchas trabajos que incluían una novela que habla sobre la decadencia y la belleza humana, montón de cuentos para niños con hermosas moralejas, ensayos filosóficos, obras de teatro con sátiras sociales, poemas y textos muy personales sobre su sufrimiento a consecuencia de su amorío homosexual.

Reseña y análisis:

La editorial Alma ha sacado una serie de títulos clásicos con una hermosa presentación, libros en pasta dura con ilustraciones acorde a la personalidad de cada título. Aquí les hablaré sobre el título “El Fantasma de Canterville y otros relatos”. El libros contiene obras cortas populares del autor, presentados en categorías y en orden cronológico, por lo que les reseñaré de igual forma.

La primer parte “El Príncipe Feliz y otros cuentos”, presenta 5 hermosos cuentos ideales para niños, pero que como adultos sus moralejas nos llegan de sorpresa y nos estrujan el corazón. En ellos es posible identificar la bondad del pensamiento de Oscar Wilde, los valores de la supremacía del amor y la belleza, la amistad y el importante valor de la generosidad. Entre mis favoritos desde la niñez, han sido “El Príncipe Feliz” y “El Gigante Egoísta” donde sus finales nos dejan en lágrimas y es posible ver la influencia cristiana católica del autor, la alegoría se nos presenta de forma simple pero sin esperarlo, y no importa que los leas muchas veces, siempre te pone un nudo en la garganta. El ingenio y maestría con la que el autor nos deja una enseñanza en cada cuento, difícilmente lo podemos encontrar en los libros para niños de hoy.

“…Tú puedes ayudarme.Tú puedes abrir para mí las puertas de la Casa de la Muerte, porque el amor está siempre contigo, y el amor es más fuerte que la muerte.”

Nos vamos a un título publicado en 1891 que incluye 5 cuentos un poco más extensos que los anteriores, y con unas temáticas mas misteriosas y tétricas, donde nos cuesta un poco más entender la moraleja o el propósito del escritor. Los cuentos nos hablan desde personajes misteriosos, que fingen ser quienes no son, crímenes que aún no suceden pero son necesarios para otras calamidades, y hasta un fantasma que no logra asustar.

De este bloque, y para mi gusto de todo el tomo, el cuento que más vale la pena es “El Fantasma de Canterville”. Obra que definitivamente es mi favorita, e incluso es de las más populares, siendo llevada al teatro y al cine muchas veces. La historia trata sobre un fantasma atormentado por las dificultades que le dan los nuevos inquilinos del castillo Canterville, una familia americana escéptica a la cuál no puede asustar y para colmo le hacen pesadas bromas. La historia tiene un final hermoso, pero tenemos que poner atención a los símbolos y los detalles para entender el mensaje del autor. Las desventuras del fantasma de Canterville son narradas con tonos entre misterio y algo de humor, donde el autor hace una sátira del materialismo de la aristocracia y nos revela que el amor supera a la vida y a la muerte y a través de el es posible alcanzar el perdón de Dios y la paz.

El siguiente bloque data de 1892, y se titula “Una casa de granadas”, donde los cuentos toman un tono más oscuro y tétrico, y el autor hace uso de experiencias mas crueles para dejarnos una moraleja o lección. Mi favorito y que no conocía antes es “El joven rey” que habla de las crueldades del mundo sobre las cuales se construyen los lujos y los bienes materiales, y que para colmo las posiciones sociales vienen a ser un circulo social enviciante, ya que la misma sociedad que es explotada, no puede dejar de ser esclava y admirar a quienes portan los lujos que les costó su sangre y sufrimiento, como una doble moral, donde no respetan a quien no posee oro y joyas, sin embargo solo en Dios la verdadera grandeza se encontrará.

Este cuento es de los que mas me han hecho pensar y meditar, así como creer que esa critica social se aplica hoy en día en como somos esclavos del mismo sistema capitalista, por ejemplo; todos deseamos traer ese celular de ridículo valor monetario, a expensas de personas muy pobres que trabajan bajo pésimas condiciones e incluso en explotación infantil. Es el caso de aquellos quienes admiran y respetan a las personas de alta escala social que han hecho riqueza a costa de la gente del pueblo, pero si fueran personas sencillas no las respetarían y las criticarían.

“Señor, ¿no sabéis que el lujo del rico le da vida al pobre? Nos nutrimos de su pompa y sus vicios nos dan el pan. Trabajar para un amo es amargo,pero no tener amo para quien trabajar es más amargo todavía. […] Así que regresa al palacio y poneos vuestras vestiduras de púrpura y suave lino. ¿Qué os importamos nosotros y nuestros sufrimientos?”

Por último, el libro cierra con un poema escrito en 1898 después de la estancia en la cárcel del autor y expone la constante sensación de pesimismo, donde lo más difícil era ver a sus compañeros colgar del patíbulo sin saber quien sería el próximo, pero asegura que aquel que haya matado lo que ama merece la muerte y solo en la muerte con la llegada a Cristo podrá encontrar la paz. El autor también denuncia un pecado del cuál todos somos culpables, que es la falta de misericordia, la indiferencia hacia el desdichado, que creo personalmente viene a tener relación a como se sentía el autor, que debido a su amor por otro hombre en una sociedad que lo consideraba un crimen; nadie tuvo misericordia de su situación y todos sus antiguos amigos cercanos en su popularidad, fueron indiferentes a su caída en desgracia.

Espero que quienes le den una oportunidad a este libro lo disfruten tanto como yo, y que los cuentos de este autor sigan siendo de valor para las nuevas generaciones. Si quieres comprar esta hermosa edición puede hacerlo aquí. Nos leemos pronto.